Una partida de nacimiento (o bautismo) :¿Es una prueba ?

Un cliente me había dado todos los documentos e informaciones que una asociación de benévolos había encontrado en relación con sus antepasados,y me contactó porque ya no progresaba.

Si uno se fijaba en el árbol genealógico armado por los benévolos, todo parecía lógico y uno podía conformarse con esos resultados pues todo parecía irrefutable.
Estudiando detenidamente las informaciones, tuve la impresión de que algunas fechas relativas a un ancestro  eran algo improbables :la partida de nacimiento indicaba sus apellidos y nombre,pero descubrí que llevaba los mismos que otra persona  ,  nacida algunos años más tarde en la misma comarca.
¿Quién era el antepasado de mi cliente? ¿aquel encontrado por los aficionados,o el que encontré?
Después de varias investigaciones e imprescindibles verificaciones en ciertos archivos (que no suelen consultar los aficionados, dicho sea de paso),llegué a la conclusión de que el antepasado de mi cliente era el que yo había  encontrado,y ningún otro .
Toda una parte del árbol ya no era la de mi cliente y había que hacer de nuevo las investigaciones,lo que hice con gusto por supuesto.

Para concluir,una única partida de nacimiento (o bautismo) no constituye forzosamente una prueba,yo nunca me lo olvido.

Publié dans : España y América latina, la Argelia francesa, Ródano-Alpes |le 11 septembre, 2009 |Commentaires fermés

Commentaires et pings sont desactivés.

Commentaires desactivés.

La Gazette d'Émilien |
moielwing |
sand60 |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | Simon Palvadeau
| ludivine69009
| Le Blog de Gaëtan